Avanza la investigación de los candidatos vacunales cubanos y muestra resultados alentadores

Resumen:  

La labor que lleva a cabo el Grupo de las Industrias Biotecnológicas y Farmacéuticas (BioCubaFarma) en el enfrentamiento a la COVID-19 muestra resultados alentadores. El estudio de los candidatos vacunales avanza sin presentar eventos adversos graves. Los científicos aseguran que las vacunas superarán el 50% de eficacia.

Autor:  

BioCubaFarma

07 de Junio, 2021

Como resultado del ensayo clínico fase II del candidato vacunal Soberana 02 y Abdala, se ha evidenciado que los niveles de anticuerpos protectores que neutralizan al virus están alrededor del 95%, es decir, que inducen altos títulos de anticuerpos. 
Los científicos creen que la eficacia de los candidatos vacunales cubanos superará el 50%, pero de todas formas hay que esperar los resultados de los ensayos fase III. Decir cualquier número ahora sería especular. Primero se debe comprobar si ese alto número de personas levanta anticuerpos protectores, como en las fases anteriores; y si existen anticuerpos protectores por encima de un 20%. Lo que está demostrado es que después hay una correlación con la eficacia.
Los estudios se encuentran en un escenario cambiante, donde ya están circulando otras variantes del virus, como la cepa detectada por primera vez en Sudáfrica ante la cual se ha visto que otras vacunas, que cuentan con permiso de uso de emergencia, disminuyen su eficacia. Las evaluaciones clínicas se desarrollan en un contexto verdaderamente retador para nuestros candidatos vacunales con esta cepa declarada como de “preocupación” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, existe menosprecio por los países menos desarrollados y por las vacunas también. Algunas de las que tienen 90% frente a la cepa original, en los ensayos clínicos que se han hecho contra la cepa detectada en Sudáfrica tienen un 60 %. Pensar en una eficacia del 100% es una utopía.
La batalla contra la COVID-19 no termina con las vacunas, sino con todo el esfuerzo mancomunado de lograr, primero, que las vacunas lleguen a toda la población mundial, porque mientras el virus siga circulando, continúa mutando y se convierte en una amenaza para todos, además de entorpecer el proceso de investigación.
Los estudios se están realizando con muchísimo rigor. La N de los ensayos es grande, porque la incidencia no es tan alta. Incluso el pasado año, en medio del desarrollo de los candidatos vacunales, la incidencia era menor y en un momento se pensó en ir a otros lugares a realizar los estudios de eficacia. Desgraciadamente se incrementó la incidencia, pero el contexto permite con esta N que se calculó, llegar a tener los resultados.
Ya se han inmunizado un alto por ciento de los trabajadores de BioCubaFarma y se están viendo resultados respecto a la cantidad de personas con PCR positivos y enfermos de COVID-19. Este estudio no concibe el uso de placebo, sino de las dosis indicadas. Al menos con una dosis ya se han inmunizado 16 711 trabajadores. Después de esta inmunización resultaron ser PCR positivo a COVID-19 (aunque la eficacia de una vacuna se mide contra el enfermo, no contra el positivo porque se puede tener el virus y no desarrollar la enfermedad) 144 personas. Con la segunda dosis, que han recibido 14 758 trabajadores, se detectan 47 positivos a PCR; y luego de la tercera que ya abarca alrededor del 50% de los trabajadores, la cifra de contagios bajó a 21.
Se hace referencia a la suma de trabajadores inmunizados con Abdala y con Soberana 02, y los datos muestran una tendencia a la disminución de los casos positivos entre los trabajadores de BioCubaFarma, usando ambos candidatos vacunales, en un contexto donde se ha incrementado la incidencia.
Asimismo, están en curso otros estudios que utilizan modelos matemáticos para, de acuerdo con los datos que se están obteniendo en municipios de La Habana que están siendo objeto de la intervención, saber qué predicción están dando los modelos y qué está pasando con los datos reales de disminución, luego de una primera dosis en estos territorios.
Candidatos vacunales cubanos son seguros.
Los candidatos vacunales cubanos Abdala y Soberana 02, durante la intervención sanitaria en grupos y territorios de riesgo que se desarrolla actualmente, han reportado los mismos eventos adversos que se manifestaron en estudios clínicos previos.
En el transcurso de cualquier investigación de este tipo es necesario recopilar todos los efectos, asociados o no, a la implementación del fármaco porque en un futuro esta información se publica y forma parte de las indicaciones de la vacuna. Para el cumplimiento de esta tarea se estableció un puesto de mando del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), encargado de la recogida de eventos adversos en los estudios de intervención que se desarrollan en trabajadores de la ciencia y la salud y la intervención sanitaria en grupos y territorios de riesgo, a los cuales se incorporan los grupos de farmacovigilancia que tienen las direcciones de ensayos clínicos de los centros promotores.
Durante los ensayos clínicos Fase I y II del candidato vacunal Abdala los resultados evidenciaron que el 95% de los eventos adversos fueron leves y el 5% restante moderados, que por lo general se resuelven sin medicación. Los más reportados están asociados al sitio de administración, ligera cefalea o somnolencia.
Hasta el momento no se tiene ningún evento no esperado, no relacionado en ninguno de los candidatos vacunales, que se haya detectado en un nivel de repetición fuera de la incidencia normal que tienen estos eventos en el número de población que se está estudiando. Por lo tanto, no eventos adversos raros. Además, las vacunas están sustentados en plataformas muy seguras, por lo que no hay nada fuera de lo común que esperar con estos candidatos.
La seguridad de los candidatos vacunales cubanos está demostrada a partir del número de personas que han participado y de la no aparición de nada que se salga de los límites de lo esperado. Hay, además, una comisión encargada en cada uno de los estudios de vigilar rigurosamente cada evento.
La COVID-19 es un evento adverso dentro de los ensayos y el contexto de la vacunación.  Con una primera dosis se espera un impacto que es menor y que aumente en la medida que se complete el esquema de tres dosis.
Se han observado en los estudios fase III, por ejemplo, una disminución paulatina del número de personas positivas al virus y enfermas, pero no quiere decir nada hasta que no se hayan concluido los estudios clínicos. Para eso es el grupo placebo control, aunque por ahora la disminución de los contagios de una dosis a la otra es un resultado preliminarmente alentador.
Productos y proyectos biotecnológicos cubanos impactan con resultados positivos en la COVID-19
Ante el acecho del virus SARS-CoV-2 desde un inicio fueron esenciales productos y proyectos biotecnológicos que ayudaron en el tratamiento de la enfermedad. Uno de ellos fueron los inmunomoduladores para fortalecer el sistema inmune de las personas más vulnerables, como los mayores de 60 años de edad. Una solución fue el uso de la Biomodulina T, fabricada en el Centro Nacional de Biopreparados (BIOCEN), que se incluyó en el protocolo y fue empleada en más 12 000 adultos mayores. De estos casos, solo el 2,3% (138) de las personas se infestaron con el virus y solo una falleció.
Este medicamento no es preventivo, sino que contribuye, por su mecanismo, a que no se generen eventos de transmisión en lugares como los hogares de ancianos donde se aplicó dicho fármaco y radica uno de los grupos etarios más vulnerables.
Asimismo, el uso de los interferones ha sido efectivo en el tratamiento a esta enfermedad. Se evidencia el impacto del Heberon Alfa (Interferón Alfa 2B Humano Recombinante) y del Heberferon (una composición farmacéutica que combina el Interferón Alfa 2B Humano Recombinante con el Interferón Gamma Humano Recombinante en un solo vial) en la negativización temprana del SARS-CoV-2 en pacientes de la COVID-19.
También el uso de una formulación nueva de interferón, el Nasalferón, que se administra por vía intranasal, fue clave para los trabajadores de la Salud, tanto el personal de la Zona Roja como los colaboradores de las brigadas Henry Reeve. Más de 100 000 personas lo han utilizado y solo 634 se infectaron con el virus, mientras de ellos solo uno requirió cuidados intensivos.
Jusvinza, como antinflamatorio, ha sido otro de los productos que ha puesto BioCubaFarma a disposición de la población. Es un medicamento que se evalúa para tratar la artritis reumatoide, pero tiene otras funcionalidades. Ya lo habían recibido hasta finales de marzo más de 2 100 pacientes de la COVID-19, tanto en las salas de cuidados intensivos como en las de vigilancia creadas por el MINSAP para las personas de mayores riesgos.
Otro de los fármacos utilizados es el Itolizumab, anticuerpo Anti-CD6, que, como el anterior, ha mostrado resultados muy positivos en las tasas de recuperación en pacientes moderados de alto riesgo, graves y críticos. Inclusive, existe una mejora clínica y radiológica en el 70 % de todos los infectados.
Dichos productos elaborados por empresas del Grupo de las Industrias Biotecnológicas y Farmacéuticas han sido de mucha ayuda, pero no hay dudas de que el mayor aporte de este sector a la lucha contra la COVID-19 son los candidatos vacunales.
Situación actual de los cuatro candidatos vacunales contra la COVID-19
El candidato vacunal Mambisa, que continúa siendo el inmunógeno en desarrollo propuesto para utilizar la vía de administración intranasal, luego de haber realizado los estudios fase I para evaluar su seguridad e inmunogenicidad, con dos esquemas de dosis, se manifiesta que es un candidato vacunal que tiene dos componentes: se basa en la formulación de la proteína RBD y un inmunopotenciador evaluado por el CIGB (el antígeno de la nucleocápsida de la Hepatitis B que ha sido por más de 15 años desarrollado en nuestros laboratorios. Está presente en la vacuna recombinante contra la Hepatitis B (HeberNasvac) y tiene potente actividad inmunomoduladora. Es capaz de estimular la inmunidad innata y en presencia de otro antígeno también es capaz de producir la inmunidad mucosal y la inmunidad sistémica).
Mambisa combina ambos componentes y su formulación está preparada para ser administrada por la vía intranasal, que utiliza el SARS-CoV-2 para penetrar y a través de la cual se transmite. Se está valorando la posibilidad de colocar este candidato vacunal en un nicho donde las personas necesiten dosis de refuerzo: aquellos que son convalecientes y vacunados, que varios meses después tengan disponible esta vía noble de administración.
Esta decisión permitirá evaluar el papel de activación de la inmunidad de la mucosa en eliminar la transmisión e incluso el impacto sobre la sintomatología de individuos que puedan estar en condiciones de ser reinfectados, aun cuando estén convalecientes o vacunados.
Con el ensayo clínico fase I/II en convalecientes también se está estudiando la posibilidad de que el Centro Estatal para el Control de Medicamentos, Equipos y Dispositivos médicos (CECMED) y el Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos, evalúen tres dispositivos para la administración de la vía intranasal: uno que se utilizó en el fase I pero que por cuestiones del bloqueo no será posible seguir adquiriendo, y otros dos: uno para gotas nasales y otro con un sistema de espray que se ha estado fabricando en la industria con la impresión 3D y la colaboración del Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO).
Se trata de elegir entre los dos que nos será más factible tener. Mambisa puede ser un candidato vacunal muy atractivo, no solo en el escenario cubano donde ya hay un número considerable de convalecientes y donde también se está evaluando a Soberana Plus, sino en el mundo, porque hay millones de convalecientes.
Por otro lado, Soberana se mueve hacia la inmunidad T, que emite todas las señales de alarma necesarias para que el organismo responda. Soberana 01 se mueve a utilizar las proteínas de membrana externa del meningococo para estimular la inmunidad innata como primera barrera o señal de alarma.
Se ha observado que Soberana 01 es muy buena estimulando a todo el mundo (en el sistema inmune) y ello constituye un dato importante en términos de resultados. Se encuentra en la fase final de la preparación del protocolo para el ensayo fase II/III y se aspira a poder comenzarlo a finales del mes de junio. La estrategia será hacer un escalado hacia arriba con la población de 60-80 y uno hacia abajo con la población pediátrica en la medida que se avanza en el ensayo.
El presidente de BioCubaFarma, Dr. Eduardo Martínez Díaz, asegura que las vacunas preventivas en las que hoy se trabaja constituyen el plato fuerte de los resultados de la industria biotecnológica cubana en esta constante lucha contra el nuevo coronavirus. Resalta las causas por las que Cuba se centró en más de un candidato y en la importancia de haber apostado por plataformas ya experimentadas, altamente seguras, como las células de mamíferos, para el caso de la serie Soberana, del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), y las levaduras, para Abdala y Mambisa, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).
Específicamente, Soberana 02, y su combinación con la Plus, y Abdala, demuestran y confirman en su tercera fase de ensayo y en el paralelo estudio de intervención, que son muy seguras, con eventos adversos leves. Por todos esos antecedentes, se decidió hacer la intervención sanitaria en grupos y territorios de riesgo.
Respecto al candidato del CIGB que más ha avanzado en los ensayos clínicos, llegando a la Fase III, se evalúan todos los elementos que tienen que ver con el proceso productivo; nuevas informaciones que se han brindado de los estudios preclínicos y de los estudios de estabilidad de la vacuna en el tiempo. El conjunto de esas informaciones se está preparando para presentarlas a la autoridad regulatoria, de modo que cuando se tenga la primera información de eficacia, ya se hayan evaluado los otros aspectos y se pueda acceder en un menor tiempo a un permiso de uso de emergencia.
La agencia regulatoria cubana, el CECMED, ha estado acompañando todo el proceso de estudio de los candidatos vacunales, como han hecho sus homólogas en el mundo. Ellos tienen interacción directa con la OMS y participan en un grupo de foros donde se comparten los aspectos que guían el desarrollo de las vacunas en el contexto en que el que se está trabajando.
Abdala se encuentra en Fase III de ensayos clínicos. Ya concluyó la fase de inmunización el 1ro de mayo y a partir del 3 de mayo, se empezaron a contar los individuos que iban a estar acumulando 14 días o más de la última inmunización.
Durante todo el estudio fase III, a partir de que se protocoliza y se organiza, los individuos son vacunados, ya sea en el grupo placebo o en el de candidato vacunal, y se monitorizan aquellos que van siendo PCR positivo, para también ir evaluando cuál es la evolución de su sintomatología o su evolución hacia la gravedad o hacia el desenlace fatal, que es el fallecimiento.
Se avanza hacia el primer corte interino, que una vez que se puedan dar resultados esperados, se podrá estar en condiciones de presentar una solicitud de autorizo de uso de emergencia al CECMED. Por supuesto, el estudio de fase III continúa. El diseño estadístico y el diseño por protocolo incorpora una N cantidad de individuos a ser analizados, y cómo sucede para otras vacunas que han aprobado su uso por un autorizo de uso condicionado: han hecho cortes interinos que permitirán tomar decisiones.
Por eso es tan importante que se trabaje con la agencia reguladora cubana en vistas de tener toda la documentación lista, para solicitar este autorizo, que se aspira que sea en el mes de junio, pero que va a depender de cómo evolucione la recogida y la presencia de los casos PCR positivos y cómo sea la evaluación de la sintomatología.
En cuanto al corte interino en la Fase III de Soberana 02, se sabe que ya concluyó la aplicación de la dosis de Soberana Plus al grupo de sujetos que tenía este esquema de vacunación.
Hay tres brazos en esta investigación: el esquema de dos dosis, el de tres dosis y el de placebo. Este es un ensayo complejo, que está diseñado para medir eficacia de una sola dosis en primer lugar; después medir eficacia de dos dosis de Soberana 02, y, finalmente, medir eficacia de dos dosis de Soberana 02 más una de Soberana Plus.
Es un estudio que va a tener varios cortes. El primer corte interino siempre está hecho sobre la base de la estadística óptima, o sea, el número mínimo de personas que, saliendo positivas y cayendo en el grupo de placebo, permite hacer una evaluación estadística de un 100% de eficacia. Por lo que ese primer corte interino es un punto de análisis.
Se avanza, no está lejos de alcanzar el número de positivos que se requieren para realizar este primer corte interino como resultado de eficacia de dos dosis.
También está en proceso la limpieza de las bases de datos. Son varias bases de datos que se conectan: la primera es de vacunados, la segunda de positivos, la tercera es de hospitalizados, y después hay que seguir la evolución de estos datos.
Eficacia de dos dosis quiere decir que: si esa eficacia sobrepasara el 50%, hay que tener en cuenta que en La Habana en estos momentos está circulando fundamentalmente la cepa sudafricana, por lo que estaríamos midiendo eficacia en tiempo real contra esa cepa en específico, que es el criterio estándar; o llegamos a él, estaríamos hablando de una posibilidad de solicitud de uso de emergencia del esquema de dos dosis de Soberana 02.
Obviamente, todos los resultados inmunológicos dicen que dos dosis de Soberana 02 más una de Soberana Plus es mucho mejor que dos dosis de Soberana 02, por lo tanto, este estudio va a seguir para, en un momento determinado, tener un autorizo de emergencia de esta denominación, que en términos inmunológicos ha demostrado estar muy bien a partir de los resultados de la Fase II.
Estos dos candidatos vacunales muestran condiciones para plantear un protocolo para edades pediátricas, que, en el caso de Abdala, se planea presentar en las próximas semanas y al aprobarse, deberá comenzar también este mes.
Por su parte Soberana hace ya siete semanas que el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) presentó su primera versión de protocolo para el estudio en edades pediátricas con los inyectables 01 y 02. La aspiración es iniciarlo la próxima semana con el esquema de dos dosis de Soberna 02 y la tercera de la Plus en municipios de la capital.







0 Commentarios     0 Respuestas


Nuevo comentario
Este email no sera utilizado para promociones ni envío de newsletter.